Carlos Buxadé, en calidad de moderador, daba por inaugurada una mesa redonda compuesta por Mª Ángeles Blanco (Veterinaria del Consorcio de Promoción del Ovino), José Luis Fraile (Presidente del IGP Lechazo Castilla y león), Santos Llamazares (Veterinario de la Cooperativa Agrícola Regional de Carrión) y Carlos Fariñas (DeLaval).

En cuanto al futuro del ovino de leche, Mª Ángeles Blanco asumía, como muchos otros, el problema del despoblamiento rural. Aun así, también mostró su cara mas optimista: “El ovino de leche va a dar oportunidades de incorporación a los jóvenes y, sobre todo, a mujeres. La universidad tiene que centrarse en el mundo ganadero y en el empresarial”.

Por su parte, José Luis Fraile admitió el orgullo que recorre su cuerpo al reconocerse como un defensor vocacional de este sector y, ante la pregunta sobre la problemática del lechazo, aseguró que es necesario mejorar el proceso de trazabilidad para darle un plus.

Llegaba el turno de Santos Llamazares, quien declaró ver incierto el futuro del ganadero principalmente por el precio de la leche y advirtió sobre la necesidad referida al mismo de trabajar en la oficina y en el campo para mejorar las tareas de selección y ordeño.

El último turno llegaba de la mano de Carlos Fariñas. El representante de DeLaval lleva 10 años con la mirada fija en el robot de ordeño. Advirtió sobre la necesidad del sector de perder el miedo a la tecnología y empezar a aprovechar las ventajas que nos ofrecen las nuevas plataformas. El ganadero, por tanto, necesita invertir en tecnología para mejorar la gestión de la actividad ganadera.

Mesa Redonda
Mª Ángeles Blanco
Santos Llamazares
José Luis Fraile
Carlos Fariñas