Javier Marcos Sainero, Director Técnico de Vetia, explicó el funcionamiento de la vacuna contra la Agalaxia Contagiosa para el control de mamitis y sus expectativas. Los últimos 20 años han estado basados en la utilización de ALGONTEX como principal vacuna contra dicha enfermedad. Desde su lanzamiento en torno al año 2000, esta medida ha experimentado algunas modificaciones legales en lo que a su composición se refiere.

Los análisis microbiológicos de leches mamíticas individuales y de leche colectiva arrojaban altas frecuencias de Staphylococcus Aureus, Streptococcus Agalactiae y Mycoplasma Agalactiae. Las primeras medidas ante estos diagnósticos consistían en tratamientos de secado y vacunaciones desordenadas. Al no resultar beneficiosas, se puso en marcha la investigación de una vacuna que erradicara estos principios infecciosos. Así surgió ALGONTEX.

La vacunación semestral se puso en marcha al mismo tiempo que las medidas de detección de animales con infección crónica y lesiones para su desvieje selectivo, la corrección de practicas incorrectas en el ordeño y principios de bioseguridad. De esta manera fueron desapareciendo los casos individuales de mamitis.