Jorge Galarza, director de Ingeniería Avícola, ha explicado cómo debe ser el ‘Diseño de instalaciones para producción de huevos de código 1 y 2’. Ha apuntado que el cambio en las instalaciones será radical, pues hay muchos criterios que manejar para cumplir la normativa.

Ha detallado tres tipos de sistemas principales, cada uno con características diferentes: En filas, que permite mayor densidad de aves, pero que tiene la pega de que dificulta la movilidad transversal y no es ideal par la producción de código 1. Otro sistema, también en filas, pero con menor densidad y mejor movilidad transversal. Y un sistema piramidal, que admite menor densidad de gallinas y tiene peor modulación y una accesibilidad para el granjero que requiere más pasillos, pero, en cambio, ofrece muy buena movilidad.

Para ir a un sistema piramidal es necesario que la nave tenga, como mínimo una anchura de 13 metros.